Teatro

Yo soy el rey del mambo… tacuche y zapatos de baile para iniciar la fiesta

Por: Susana Fernández — 30 de abril, 2018

Yo soy el rey del mambo, se presenta en el Teatro Julio Castillo, abril 2018 “Pero qué bonito y sabroso / bailan el mambo las mexicanas / Mueven la cintura y los hombros / igualito que las cubanas…”, fragmento del mambo Bonito y Sabroso…” de Benny Moré.

Es el fin de la década de los años 40, cuando la Ciudad de México se ve sacudida por la llegada de un ritmo que incomoda a las buenas conciencias. El músico cubano Dámaso Pérez Prado y su orquesta son todo un fenómeno en los salones de baile y el mambo le imprime sabor a una sociedad que se abre a la modernidad ansiosa, impetuosa y necesitada de cambio.

Esta es la trama de Yo soy el rey del mambo, un “mambo-drama” como sus creadores han dispuesto llamarle, donde música, baile, ficción y realidad se mezclan para crear una alegre puesta en escena que le rinde homenaje al inmortal “Cara de Foca”, el músico que aportó un género que influyó a la música del siglo XX .

Yo soy el rey del mambo, se presenta en el Teatro Julio Castillo, abril 2018 Bajo la dirección de Dana Stella Aguilar, Yo soy el rey del mambo es una puesta donde –sin el rigor de la autobiografía– se fusiona lo teatral con lo verídico para presentarnos al hombre, orgulloso de haber marcado la historia de la música y al mismo tiempo atormentado por la polémica que le acompañó hasta su muerte ¿fue o no fue el inventor del mambo?

Puesta en escena de la compañía mexicana Conjuro Teatro y la Casa de la Memoria Escénica, liderada por el dramaturgo, investigador y narrador cubano Ulises Rodríguez Febles, perteneciente al Consejo Provincial de las Artes Escénicas de Matanzas, Cuba, quien escribió la obra tomando como punto de partida el libro “¡Mambo qué rico é é é!”.

Una propuesta que –desde nuestro particular punto de vista– es ante todo una celebración por el centenario del nacimiento del también compositor y arreglista cubano (Matanzas, Cuba, 11 de diciembre de 1917 – Ciudad de México, 14 de septiembre de 1989), un ejercicio escénico que muestra al hombre apasionado que era y todo lo que eso conllevaba desde sus conflictos amorosos, la amistad con Beny Moré y, por supuesto, la paternidad de un género que le dio la fama internacional empero también le valió el vilipendio de la prensa y sirvió de arma a sus enemigos.

Yo soy el rey del mambo, se presenta en el Teatro Julio Castillo, abril 2018 “Lo que van a ver es una propuesta escénica centrada en los conflictos cruciales de su vida que descubren a un Pérez Prado de una gran complejidad y riqueza dramática pero narrada con la estructura y sonoridad del mambo. Como autor es imposible no enamorarse de un personaje tan seductor dramáticamente hablando”, Ulises Rodríguez Febles.

En este sentido, el actor que marca el ritmo de este drama musicalizado es Gerardo Trejoluna, quien da vida a una leyenda, que termina por definirse a partir de la sonoridad que acompaña toda la trama (interpretada en vivo por la agrupación matancera Atenas Brass Ensemble, dirigida por Rodolfo Jorge Horta).

“Lo primero que me llamó la atención y me emocionó de este proyecto fue la posibilidad de darle voz a Dámaso Pérez Prado por el simple hecho de la imaginaria a la que nos invita la puesta. Después fui conociendo poco a poco al personaje, adentrarme en la vida de este genio musical. Hoy me doy cuenta que tenemos muchas cosas en común –guardando la distancias, por supuesto–, como su libertad creativa, él es un ser completamente libre, provocador y de alguna manera en ese sentido nos parecemos, yo estoy muy orgulloso de la libertad creativa que he ejercido a lo largo de mi carrera”, Gerardo Trejoluna.

Yo soy el rey del mambo, se presenta en el Teatro Julio Castillo, abril 2018 Acompañan a este talentoso actor, Fabiana Perzabal, Héctor Hugo Peña, Ernesto Álvarez, Luz Marina Acros, Julio Olivares y Omar Adair, un grupo de histriónes que dan vida a la narrativa de esta historia ligada amorosamente a Cuba a través de la música y el trabajo de un músico que se inspiró en los nuevos protagonistas que habitaban una Ciudad emergente: el ruletero, el universitario, el estudiante politécnico y otros tantos personajes más.

Con más 30 fragmentos musicales, donde se escuchan temas tan populares como Mambo del ruletero, Mambo No. 5 y Mambo No. 8, entre otras, un trabajo visual que ayuda a situarnos en ese México del que ya sólo los abuelos tienen recuerdos, diseñado por Alain Kerrio y las coreografías de Luis Villanueva, Yo soy el rey del mambo es una producción que a partir de la música aborda un ícono popular para darle vida y voz, un trabajo escénico que también alude a la memoria de nuestra historia contemporánea.

Yo soy el rey del mambo, se presenta en el Teatro Julio Castillo, abril 2018 Realizada con el Estímulo Fiscal del Artículo 190 de la LISR (Efiartes), Yo soy el rey del mambo fue estrenada con gran éxito en nuestro país, en abril pasado, en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris. Ahora levantará de nueva cuenta el telón para tener otra breve temporada del 9 al 13 de mayo en el escenario del Teatro Julio Castillo en el Centro cultural del Bosque.

Así, amables lectores dispongan los zapatos de baile y un tacuche digno de la ocasión para dejarse arrastrar por la sensualidad, cachondez y alegría del ritmo que marcó una época… Yo soy el rey del mambo contagiará más de una emoción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Directorio

Un listado de enlaces a centros culturales, música, teatro, danza, infantiles, festivales y medios y más.

“En un país lleno de gordos, donde los morenos tampoco entran, como si todos fuéramos flacos y rubios y fanáticos enamorados del hambre, Este cuerpo es mío nos recuerda que es imposible luchar ante esta incomprensión y que es necesario encontrar nuevas maneras de entender al mundo”, Mariana Villegas