Teatro

Ni el sol ni la muerte pueden mirarse de frente… Tres mitos, una realidad

Por: Aracely Cortés — 25 de marzo, 2009

Compañía Nacional de Teatro lleva a escena Ni el sol ni la muerte pueden mirarse de frente en el CENART, marzo 2009 Mediante referentes históricos que permiten transposiciones poéticas, reinterpretaciones y reelaboraciones desde la propuesta escénica, Ni el sol ni la muerte pueden mirarse de frente, inscribe cada uno en las décadas de los 70’ los 80 y el futuro, respectivamente sin que exista un afán de reproducción histórica.

Bajo la dirección de los colombianos Rolf y Heidi Abderhalden –fundadores de la compañía Mapa Teatro–, un equipo multidisciplinario cuyo trabajo se ve reflejado en un escenario que combina instalaciones, escenografía de fondo, música, vídeo y el performance presenta una versión moderna de tres textos clásicos, que tienen como tema principal la guerra y las patologías que la generan en la última propuesta de la Compañía Nacional de Teatro, Ni el sol ni la muerte pueden mirarse de frente.

Compañía Nacional de Teatro presenta Ni el sol ni la muerte pueden mirarse de frente en el CENART, marzo 2009 Teniendo como punto de partida los poemas de Esquilo, Eurípides y Sófocles, el autor francés-libanés Wajdi Mouawad aunado al trabajo del escenógrafo Pierre Henri Magnin retoman la ciudades de Tebas y Líbano como puntos comunes para explicar cualquier conflicto bélico de nuestros tiempos.

Cadmo, Layo y Edipo son los tres mitos que se ven en escena, la guerra, el desacato, la confrontación y la anulación de lo divino son los ejes que plantea el dramaturgo.

La reconstrucción del vestíbulo del hotel Holiday Inn afectado durante la Guerra Civil de los años setenta es el lugar donde se da el encuentro filosófico, donde los diálogos nos invitan a la reflexión sobre la pertenencia de la identidad, de la tierra, la lealtad de cada hombre sobre su patria y las ambiciones de poder.

Compañía Nacional de Teatro presenta Ni el sol ni la muerte pueden mirarse de frente en el CENART, marzo 2009 Cada uno de los quince actores de la Compañía Nacional de Teatro expresan su personaje mostrando una mirada al interior y sólo es a través de la colectividad y unión de las vivencias que cada mito va tomando cohesión, la manera de evocar mundos diferentes pero al mismo tiempo reflejar los conflictos actuales son un encuentro común en este esfuerzo artístico.

Esta atrevida puesta en escena estimula al espectador y cuestiona sobre diversos temas, el primero de ellos es la función de cada uno en la sociedad, por qué hay una incapacidad absoluta de convivir en paz y cómo nos relacionamos con nuestro entorno inmediato, estos temas que parecen lejanos cuando pensamos en la fundación de la ciudad de Tebas toman una actualidad incuestionable cuando se monta una expresión tan compleja y bien realizada con todos los tintes contemporáneos como los que Ni el sol ni la muerte pueden mirarse de frente plantea.

Compañía Nacional de Teatro presenta Ni el sol ni la muerte pueden mirarse de frente en el CENART, marzo 2009 Todo lo que gira en torno a esta obra es de llamar la atención, el autor, la dirección y todo el equipo técnico son una garantía, lo que no demerita en absoluto es el nutrido grupo de actores mexicanos entre los que se encuentran Julieta Egurrola, Adriana Roel, Rosenda Montero, Arturo Ríos, Luisa Huertas, entre otros.

La guerra, los designios, la hospitalidad, el exilio, el poder, el amor, la venganza, la relación del hombre con lo divino y Tebas como metáfora de las ciudades en conflicto son el punto de partida de este texto, tragedia moderna que se estrena en México y en castellano después de su estreno en París.

Ni el sol ni la muerte pueden mirarse de frente se presenta viernes 20:00 hrs., sábados 19:00 hrs. y domingos 18:00 hrs., hasta el 5 de abril, en el Teatro de las Artes del Centro Nacional de las Artes (CENART).

“En la perspectiva actual, creo que el autor es sensible por su origen a los conflictos y las guerras religiosas que vuelven a atravesar esta época y que ponen en escena las grandes preguntas que en nombre de los Dioses hemos empezado a generar los hombres”, Rolf Abderhalden. Fotos: Sergio Carreón Ireta

5 respuestas a “Ni el sol ni la muerte pueden mirarse de frente… Tres mitos, una realidad”

  1. Soy estudiante de teatro y asistí porque nos lo dijeron mis profesores. Creo que aprendí mucho, sobre todo, de cómo no hacer teatro. Aburrida hasta la muerte fue esta obra.Los actores parece que están haciendo teatro del siglo pasado, a pesar de que tengan un texto contemporáneo de un autor que hemos visto en clases (y razón por la que fuimos) y eso es triste. La dirección es más el relajo que hace en escena y no aporta nada. Son más interesantes las sombras y las luces, pero muchas veces están de a gratis, es más de a gratis una parte de la escenografía.
    y bueno, creo que si hay lenguajes, ni de lejos se ve que usen al performance como dice esta nota, porque la actoralidad como comenté anteriormente está muy lejos de un lenguaje nuevo, tanto en la forma de decir el texto (como recitado) como en el manejo del cuerpo. Mejor que den más dinero para las escuelas y para que los que estudiamos no hagamos ese tipo de teatro mal hecho a pesar de tanto dinero.
    Atentamente
    Julieta Madrigal

  2. aldo dice:

    me encantò un fragmento de la obra que escuche e udg radio, simplemente me pareciò una propuesta muy interesante, una obra que debemos analizar detenidamente, vale la pena… soy estudiant de medicina y mùsico, disfrutenla!

  3. Ana Granados dice:

    SInceramente es una obra que tiene cosas buenas y malas…pero es la compañia nacional de teatro que esta apostando todo por un texto contemporáneo y es la fe de este grupo de actores de muy alto prestigio que apuestan todo por el teatro…cosa que mi querida Julieta tu no tienes y dudo que lo tengas algún día, pues en ves de preocuparte por el dinero, deberias ver los aspectos buenos de esta obra…y no es por menospreciar a tu escuela pero imagino de donde vienes…mejor ponte a estudiar en ves de andar menospreciando a estos a los talones…Felicidadez CNT!!!

  4. Mayra dice:

    Es una obra excelente, diferente a lo que estamos acostumbrados, ya era hora de que hubiera obras de este estilo, ya basta de obras de poca calidad y musicales copiadas de gringadas y pobres en todos los sentidos. Yo la recomiendo pero en verdad a las personas que gustan del buen teatro, no a gente mediocre que cree saber.

  5. isabel dice:

    asco de obra!!
    aburridisiima!!
    un martirio total!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Directorio

Un listado de enlaces a centros culturales, música, teatro, danza, infantiles, festivales y medios y más.

“El texto de Evelyne de la Chenelière retoma el tema de la violencia psicológica en las escuelas, además de la tolerancia a la diversidad, pues el personaje es un migrante argelino que se enfrenta a un choque de culturas al mudarse a Canadá, y eso genera participación y reflexión entre el público”, Mahalat Sánchez.