Teatro

Cenando Amor, una invitación al disfrute de todos los sentidos

Por: Miguel G. Calero — 27 de abril, 2018

Cenando Amor, direccion de Rodrigo Verastegui, se presenta en el Centro Cultural Cerebro, abril 2018 Durante mucho tiempo la vista le ha ganado a toda la sensorialidad en el teatro. Comúnmente el ritual histriónico se divide entre escenario-público, actor-espectador, escena y ojo que observa; sin embargo, en la constante marcha hacia la creación de nuevos conceptos y reconfiguración estética, hay nuevos enfoques teatrales que nos abren camino hacia experiencias distintas.

Pero si no es la vista (y claro, la intelección) aquella que obtiene disfrute en el quehacer teatral ¿entonces qué otra sensorialidad nos queda? Digno de ser calificado como un concepto vanguardista, la compañía Working On A Future en conjunto con la empresa culinaria Delicias Tempranillo proponen el concepto “Tentación Teatral” como una nueva experiencia conjunta.

Dentro de este concepto innovador se realiza Cenando Amor, proyecto escénico que levantará algunas cejas incrédulas, pero con la excelente atención en los detalles y minuciosas labores que se toman las compañías creadoras de “Tentación Teatral”, la puesta ha llegado para poner un nuevo parámetro de placer en el espectador.

Cenando Amor, direccion de Rodrigo Verastegui, se presenta en el Centro Cultural Cerebro, abril 2018 Una cena a ciegas, convivencia directa con un selecto grupo de invitados a la mesa, cata de vinos y la potencia actoral de Xochitl de la Concha, quien es la narradora y principal instigadora a la aventura son lo que le espera a quien quiera arriesgarse a probar las delicias de esta puesta escénica-gastronómica.

La sensibilización se agudiza con el misterioso antifaz que todos llevan al momento de recibir el primer plato, cada olor y textura son un exquisito misterio. El paladar toma delantera con el aperitivo, pero el olor le alcanza cuando llegan los afrutados destellos de los vinos. Los manjares son un placer y un suplicio, descubrir el bocado es una tarea imposible pero irresistible para el comensal.

El misterio no es únicamente para lo sensible, haciendo uso de la imaginación de cada invitado un ingenioso guión nos adentra en una interesante trama llena de lujuria, deseo y pulsión, donde le exuberancia y el humor negro se desbordan sobre la mesa que funge como el centro del acto.

Cenando Amor, direccion de Rodrigo Verastegui, se presenta en el Centro Cultural Cerebro, abril 2018 Todo esto se da bajo la visión escénica de Rodrigo Verástegui, quien es el responsable de guiar a Xochitl de la Concha para convencernos con su histrionismo en esta cena donde ella funge como anfitriona, así como la guía de la escena que invita a replantearnos el placer.

Después de cenar en compañía de esta mujer el público quedará en un estado de exigencia ante su próxima visita a un escenario. En el mejor entendimiento que se le pueda dar al hedonismo actual, el concepto “Tentación Teatral” es una nueva propuesta para la escena y para la vida, del disfrute de un buen momento y de resaltar las notas alegres que la cotidianidad y atrocidad del presente inmisericorde nos quiere robar.

Dentro de este concepto, anteriormente se presentó Mi primera cita, donde el mismo Rodrigo Verástegui actúo y dirigió. Así, ante la positiva respuesta que el proyecto a tenido entre el público se ha puesto el empeño en una nueva empresa no sólo de una nueva obra, sino de un género y concepto nuevos que esperamos siga reinventándose y dando de qué hablar en el circuito teatral de la Ciudad o incluso mucho más allá.

Cenando Amor, direccion de Rodrigo Verastegui, se presenta en el Centro Cultural Cerebro, abril 2018 Está hecha la invitación, Cenando amor se presentará todos los viernes de abril (con una renovación de guión mensual, de ahí que estén seguros que siempre la historia cambiará) en el Centro Cultural Cerebro (Concepcion Beistegui No. 913, Colonia del Valle), comensales-público la cita es a las 8 pm, no lleguen tarde, que las emociones se enfrían. Las reservaciones pueden ser hechas desde sus redes en facebook, twitter e instagram como “Tentación Teatral”.

Cenando amor rompe con cualquier esquema o ritual preconcebido que tengamos sobre los escenarios, es una experiencia que sin duda invita y llama al placer y el disfrute.

Una respuesta a “Cenando Amor, una invitación al disfrute de todos los sentidos”

  1. Xochitl de la concha dice:

    Gracias por esta nota tan maravillosa y estos comentarios para un trabajo que hacemos con mucho amor .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Directorio

Un listado de enlaces a centros culturales, música, teatro, danza, infantiles, festivales y medios y más.

“Me gusta obligar al público a que habite esa contradicción y ponerlo en problemas a propósito de la etiqueta que se le deba poner a un personaje respecto a si es bueno o malo”, David Gaitán director de Enemigo del pueblo.