Infantil

Descompuestos, un espectáculo donde más de uno se sentirá identificado

Por: Josué Romero — 26 de agosto, 2018

Conjurados Teatro presenta Descompuestos, obra de Haydee Boetto, Teatro el Milagro, agosto 2018. Foto Pablo Federico ¿Quién es el pasajero que va a mi lado? ¿Cómo son, cómo viven las personas a las que veo todos los días en la calle?

El teatro siempre me ha gustado. Recuerdo con emoción esa primera vez, en el teatro de la Ciudad, donde vi elevarse un gran cohete de color rojo para alcanzar la luna. Desde ese entonces supe que ahí se podía vivir la fantasía, la imaginación y al mismo tiempo, la realidad…

Con el paso de los años, he pensado que la mejor manera de contar algunas de las cosas de la vida -e incluso un cuento-, es arriba de un escenario. Escribo esto porque el sábado pasado de nueva cuenta el teatro me emocionó y me conmovió –desde ponerme la piel chinita y de gallina hasta que se me salieran algunas lagrimitas− al ver Descompuestos, una puesta en escena escrita y dirigida por Haydeé Boetto.

Debo de confesar que desde hace unos cuantos ayeres, soy fan de Haydeé. Por ejemplo, Uga fue para mí una revelación a nuevas formas de contar historias. Pato, muerte y tulipán, removió todos esos sentimientos por las personas que hoy no están conmigo. Palabras al vuelo fue una emocionante aventura de encuentros con mis hijos. El misterio del pizarrón me llevó a reconocer el poder de las palabras. Pero, en Descompuestos -“suspiro” incluido del autor-., me encontré en los ojos de alguien más.

Conjurados Teatro presenta Descompuestos, obra de Haydee Boetto, Teatro el Milagro, agosto 2018. Foto Pablo Federico Escribir sobre Descompuestos, es apuntar sobre el azaroso encuentro de seis personajes que van en un camión casi, casi destartalado. Sin destino aparente, el chofer del camión arranca y a través del recorrido, uno a uno de los pasajeros le van haciendo la parada, así, nos encontramos con una novia que huye de su boda, un alivianado hippie que está alineado con el universo, un botudo y simpático músico de pueblo, un extraviado ejecutivo de alta empresa y una misteriosa anciana que no se le entiende que dice, pero como asusta.

De repente, el camión se descompone y se empieza a incendiar, en ese preciso momento es cuando nuestros singulares viajeros se encuentran en medio de la nada y con ello el encanto del teatro, pues nuestros personajes empiezan a construir sus propias historias a partir de lo que tienen a la mano, como puede ser una maleta, las bolsas de mano y otros objetos comunes que se encuentran alrededor del escenario para darle forma a ese imaginario que desprende espíritus del bosque, perros que hacen magia, ranas deportistas y niños con poderes super especiales.

Conjurados Teatro presenta Descompuestos, obra de Haydee Boetto, Teatro el Milagro, agosto 2018. Foto Pablo Federico A través de estas historias, nuestros viajeros nos adentran a un universo extraordinario de mundos sorprendentes donde los defectos se convierten en virtudes, los obstáculos en puentes y los objetos en personajes llenos de amor y fantasía.

Escenas que nos sorprenden y nos entretienen, donde si bien las cosas no siempre salen como las imaginamos, también es cierto que nos presentan soluciones que por muy inesperadas que puedan parecer, surgen del valor, de la inteligencia, de la audacia y por qué no, del humor, aquel que nos muestra que no es necesario tomarse las cosas tan en serio. Es así que todos estos elementos se conjugan para hacer de Descompuestos, un espectáculo único donde más allá de divertirnos, nos permite sentirnos identificados.

Producida por Conjurados Teatro, la composición escénica de Descompuestos se sostiene en la iluminación de Tenzing Ortega y el vestuario y atrezzo de Michel Cuvellier; así, como en la actuación de Héctor Iván González, Elena Gore, Tania María Muñoz, Daniela Jaimes Padilla, Inés Peláez, Zabdi Blanco, Miguel Jiménez y Emmanuel Lapin, personajes comunes, incluso demasiado comunes, pero al conocer sus historias es posible ser respetuosos con sus complejidades.

Conjurados Teatro presenta Descompuestos, obra de Haydee Boetto, Teatro el Milagro, agosto 2018. Foto Pablo Federico Ellos, como protagonistas nos muestran lo maravilloso que es adentrarse al universo de esta historia inspirada en cuentos populares, anécdotas y leyendas. Relatos cotidianos que nos descubren valores como el respeto a la diferencia, la empatía y la complicidad. Y sobre todo, te llevan a descubrir que es un encuentro con nuestra humanidad.

Así, que como espectadores del buen teatro, amigos y queridos lectores de Interescena, les recomiendo que no se pierdan Descompuestos, las funciones son los sábados y domingos (hasta el 23 de septiembre) en el Teatro El Milagro (Milán 24, en la Juárez), un texto bastante inteligente al rescate del sentido de la colectividad, que va más allá de de una trama lineal, porque como dice Haydeé Boetto, son “relatos únicos de gente común” y si bien está pensada para toda la familia, serán los niños quienes más la disfruten pues podrán participar en la creación de mundos extraordinarios con objetos cotidianos. Fotos: Pablo Federico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Directorio

Un listado de enlaces a centros culturales, música, teatro, danza, infantiles, festivales y medios y más.

“Danzar es encontrarse, decir quién es uno, es renacer al rehacer el cuerpo. Bailar es llenar con nuestro yo el yo del otro. Danzar es amar”, Gloria Contreras, octubre 2005