Escenarios

Rebecca Miller, pasión y entrega en el marco del 35 FCH

Por: C. Magun y S. Fernández — 12 de abril, 2019

Uno de los mejores eventos que el Festival del Centro Histórico, presentó en esta su 35 edición, fue la dupla de conciertos que ofreció (viernes 5 de abril y el domingo 7 de abril) la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN) en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes bajo la dirección de Rebecca Miller.

En la primera parte, la OSN, enmarcado por las voces del prestigiado Coro del Colegio Clare de Cambridge, interpretó una selección de obras corales de Carl Philipp Emmanuel Bach, Ralph Vaughan Williams y Hubert Parry, cuatro compositores que como dijó Rebecca Miller, “conformaron un rico menú de buena música, como si se tratará de una suculenta degustación con diversos sabores y texturas”.

Rebecca Miller directora invitada de la Orquesta Sinfonica Nacional en su presentacion en la 35 edicion del Festival del Centro Historico. Palacio de Bellas Artes, abril 2019Variaciones enigma, de Edward Elgar, una pieza que aun cuando se trata de una composición maravillosa, no es coral y, por supuesto no participó el ensamble inglés. Una cuestión que sorprendió, para muchos bastante incomprensible ya que la participación del coro inglés en la primera parte realmente nos cautivó.

Finalmente, no estorbó, el escuchar esta composición de Elgar que, en palabras de la maestra Miller, “Es una obra que habla esencialmente del amor. Cada variación está dedicada a diferentes amistades…”, todo lo contrario, esta maravillosa partitura nos ofreció esa paz que sólo la buena música otorga. Así, fue el gran final de este concierto que tuvó la intervención de esta jóven directora que, a pesar de estar de espaldas, a través de su gozo ante la Orquesta, además de su talento, en su lenguaje corporal proyecta una empatía con el público. Su intervención fue como una charla desde el atril que, parecía, te estaba invitando a escuchar la música…

Para quienes escriben, siempre ha sido un enigma como se comporta un director de orquesta cuando se presenta por primera ante un nuevo ensamble. Y en la entrevista que concedió a Interescena, antes de su presentación con la Orquesta Sinfónica Nacional, por supuesto que le preguntamos: ¿Cómo sucede ese primer acercamiento que tiene ante una Orquesta?. Ella, con una simpatía desbordante, como si tratara de una vieja amiga, nos respondió, de una manera clara y detallada, con sabias palabras:

Rebecca Miller directora invitada de la Orquesta Sinfonica Nacional en su presentacion en la 35 edicion del Festival del Centro Historico. Palacio de Bellas Artes, abril 2019 “El primer acercamiento al dirigir una Orquesta es escuchar. Estó es lo más importante. Los primeros cinco minutos, cuando empiezo a dirigir, trato de no hablar, inició con un primer saludo y en seguida los escucho. Mi comunicación es un intercambio de ideas a través del lenguaje corporal para llegar a expresar lo que quiero. Pero para llegar al entendimiento perfecto, con los integrantes de la orquesta, lo que se necesita es escuchar aquello que ellos dicen musicalmente.

No necesito poner atención en una sección en específico, lo importante es darme cuenta que ellos escuchan a los demás instrumentos. Es así, que, cuando estamos ensayando, lo básico es darme cuenta que ellos se escuchen entre sí, que el violín escuche al clarinete, que el bajo escuche a las violas, que la viola escuche al fagot y así, sucesivamente, escucho a todos los músicos… La base de una perfecta interpretación es que se de la conección auditiva entre todos los instrumentos.

Rebecca Miller directora invitada de la Orquesta Sinfonica Nacional en su presentacion en la 35 edicion del Festival del Centro Historico. Palacio de Bellas Artes, abril 2019 Cuando me doy cuenta de que no se están escuchando, tengo que parar y explicarles que se enfoquen en lo que están escuchando. Pero, es raro cuando tengo que decirles algo, por lo general existe ese entendimiento entre ellos, ya que todos son profesionales. Pero como antes dije, todo se trata de escuchar, ellos y, uno, como director, necesitamos escuchar la música. Lo importante es que exista el balance entre todos los instrumentos. Hay tantas cosas sucediendo en la orquesta que hay que vigilar que todos estén concentrados. Una vez logrado esto, me puede concentrar en lo trascendente de la partitura”.

Rebecca Miller, es una apasionada de su trabajo. Además de dirigir, es pedagoga y trata de llevar su discurso musical a un terreno social en beneficio de las nuevas generaciones de artistas (a través de programas de becas), con la intención de abrir camino a más mujeres que se dediquen a este quehacer que es tan demandante, como exitante y agradecido.

Rebecca Miller directora invitada de la Orquesta Sinfonica Nacional en su presentacion en la 35 edicion del Festival del Centro Historico. Palacio de Bellas Artes, abril 2019 “No sé lo que es ser un director de orquesta hombre, pero creo que las directoras de orquesta mujeres, y también las compositoras, son analizadas en su trabajo más duramente que los hombres, y eso lo podemos ver también en la política, pues le pasa a Hillary Clinton, a Teresa May, que son observadas de manera más severa, más crítica que sus homólogos hombres“, Rebecca Miller.

Así, es Rebecca Miller, una mujer que vive cada día con esa misma pasión que vive la música, arriba o abajo del atril, ella es un ser humano que se debe a su entorno social, que ve por el presente y por el futuro, que no le atrae la fama, sólo se debe a la música. La música como un instrumento para ayudar a los jóvenes, aquellos que no saber que hacer con la vida, con aquello que sucede en su pequeño mundo, un universo bastante vacío que poco les ofrece y mucho les exige, un presente gris que los lleva a una oscuridad tan negra como puede ser su existencia.

“Porque vivimos tiempos convulsos, necesitamos hacer más música, para tener menos violencia; si hubiera más orquestas, habría menos violencia, porque, qué pasa: en las orquestas cada músico tiene que escuchar, respetar al otro, trabajar en equipo, comunicarse, ahí no hay lugar para individualidades, sino para la comunidad y estas son cualidades que deben ser parte de la sociedad, de hecho, la orquesta es un modelo para la sociedades contemporáneas envueltas en la violencia”, Rebecca Miller.

En cuanto a los elogios recibidos por parte de la crítica especializada, en el sentido de que es una directora “inteligente, brillante, sin dogmas” y “con gran autoridad frente a la orquesta”, entre muchas otras, ella simplemente considera: ” estos calificativos, son emociones que ahí están, pero creo que son producto de que amo la música, incluso cuando no la amo me impongo amarla en el momento en que la estoy dirigiendo, y me gusta convertirme en parte de la obra, me ubico en la mente del compositor y eso me resulta inspirador”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Directorio

Un listado de enlaces a centros culturales, música, teatro, danza, infantiles, festivales y medios y más.

“Doctor Fo promete regalarnos una experiencia llena de bullicio, lobreguez y estupor. Los actores llevarán al público de la mano con rumbo a lo desconocido, directo a una lejana mansión que desborda locura, con una atmósfera onírica que le permitirá al espectador sentirse inmerso en otro mundo”, Alejandro Cervantes.