Danza

Minako Seki explora el artífice del butoh mediante lo vivo del cuerpo humano

Por: Amanda García L. — 4 de mayo, 2019

Minako Seki se presento en la tercera edicion de Cuerpos en Revuelta. Teatro de la Danza, mayo 2019. Foto Emmanuel Adam.  “El cuerpo humano, que se convierte en una mera marioneta, es despojado de su forma para alcanzar el espacio liminal entre la fisicalidad y la artificialidad”, Minako Seki.

¿Cómo serán los cuerpos del futuro? ¿Hacia dónde se moverán? ¿Cómo se mostrarán ante el amor, la tristeza o el miedo? ¿Su vulnerabilidad será visible o se escudará en la inmovilidad provocada por la detonación tecnológica? El tránsito de Minako Seki por el escenario es un bombardeo de interrogantes hacia el espectador. Los remolinos mentales generados a consecuencia de su accionar paralizan los cuerpos de quienes están frente a ella. Es ahí donde la poesía comienza.

El soliloquio de la bailarina japonesa es uno de los diálogos corporales que integran la tercera edición de Cuerpos en Revuelta, un espacio de encuentro que reúne a los principales representantes de danza butoh a nivel internacional, para reflexionar el cuerpo a través de clases magistrales, funciones y talleres en diferentes espacios de la Ciudad de México.

La profunda investigación corporal de Minako Seki da como resultado Human Form I –presentada el pasado martes 30 de abril en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo, como parte de este espacio que organiza el Laboratorio Escénico Danza Teatro Ritual, dirigido por Eugenia Vargas–, obra introspectiva que indaga en lo material e inmaterial, lo racional e irracional, lo físico y lo imaginario.

Minako Seki se presento en la tercera edicion de Cuerpos en Revuelta. Teatro de la Danza, mayo 2019. Foto Emmanuel Adam.  Una sensación de cuerpos y formas que Seki hace suya a partir de elementos de arte de animación, jardines japoneses y arquitectura, como impulso creativo para evocar las emociones del cuerpo y del alma.

“La forma humana se concibe como una serie de cinco investigaciones que examinan objetos o entidades, que pueden asumir la forma humana. La investigación comienza con el cuerpo humano y se extiende a títeres, robots, cadáveres y espíritus incorpóreos o fantasmas”, Minako Seki.

Ella, es la manifestación del todo y la nada en el escenario. Las capas de tela blanca que la cubren asemejan a robots, máquinas dotadas de funcionalidad capaces de sustituir la acción humana en el universo. Para lograrlo sus extremidades se agitan con rapidez y responden con ansiedad a los estímulos del exterior como movimientos que parecieran habitar por sí solos un cuerpo que no corresponde con el resto de sus partes. Se percibe el vacío, la fragmentación y ausencia de algo o alguien.

Minako Seki se presento en la tercera edicion de Cuerpos en Revuelta. Teatro de la Danza, mayo 2019. Foto Emmanuel Adam.  Poco a poco la figura humana se devela en sí misma. La emisión de sonidos se convierte en un acto de escape de las emociones, aquellas que buscan superar la dominación de la mente. Los motores de movimiento con los que la coreógrafa ha trabajado durante años le han permitido explorar las barreras entre el consciente y lo subconsciente, elementos generadores de ilusión óptica en la escena.

La descripción pura de emociones y organicidad de movimiento que Minako Seki imprime en el espacio dancístico es el reflejo de la filosofía de vida que lleva día a día; una combinación entre meditación vipassana –basada en la técnica de autobservación–, cocina macrobiótica y técnicas tradicionales de curación corporal japonesa.

Así, el lenguaje del butoh se dibuja como la ruptura de la forma y la sensibilidad de la danza siembra esperanza en el espectador. Human Form I es un estallido en la conciencia; una muestra de que aun cuando la gobernabilidad de la mente se injerta en las células de la emoción, existen múltiples posibilidades de recuperar la esencia que nos caracteriza y distingue entre seres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Directorio

Un listado de enlaces a centros culturales, música, teatro, danza, infantiles, festivales y medios y más.

“Para mí es un honor recibir este premio, por lo que significa tan importante personalidad como lo es José Limón, una persona que cambió cánones del bailarín, extraordinario docente, innovador de una técnica, persona admirable con fuerza interpretativa”, Laura Rocha, ganadorora del Premio Nacional de Danza José Limón