Laura Urdapilleta… a través de la danza expresó lo que quería de la vida

Por: Fritzi Mazari — 14 de febrero, 2008

“Me hubiera gustado tener más de una vida para dedicarla a la danza. Nunca pensé dedicarme a otra cosa que no fuera el ballet y si volviera a nacer me dedicaría otra vez a los mismo, pero con más ganas”, Laura Urdapilleta

Laura Urdapilleta (1932-2008), toda una vida en la danza Nació en Guadalajara, Jalisco, el 2 de febrero de 1932 y años después se le consideró “La Bailarina de México”…

Laura Urdapilleta, Primera bailarina de la Compañía Nacional de Danza, maestra, ensayadora y evaluadora de la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea del INBA, quien dedico su vida al placer de la danza, falleció el pasado lunes 11 de febrero, de causas naturales, a la edad de 76 años de edad.

Un camino que más allá del gran amor y vocación por la danza le significó –en sus palabras- el poderse comunicarse con la gente al expresar lo que sientes.

Laura Urdapilleta sostenía que la técnica era valiosa, que era un lenguaje que se tenía que saber porque si no cómo se podría expresar. “¿Cómo se puede ser un poeta si no se sabe la gramática?”

Para la maestra, la técnica era como un respaldo, pero lo más importante era expresar y comunicar lo que se quería decir, o como ella afirmaba: “Para ser bailarina tiene uno que tener el don porque es cierto que se necesitan muchas cualidades técnicas que te sirven para expresarte, pero aparte tienes que tener sentimiento, sensibilidad, proyección y temperamento. Sí, es cierto que la disciplina y el trabajo ayudan, porque he visto bailarinas con menos dones y mucho trabajo que han llegado a ser alguien, pero no es fácil. Yo era muy trabajadora y tenía más dones que técnica”.

Laura Urdapilleta (1932-2008), toda una vida en la danza Con estudios de piano y arte dramático, Laura Urdapilleta inició su preparación en ballet con Olga Escalona para continuar con Nelsy Dambré. Algunos de sus maestros fueron Gloria Campobello, Michel Panieff y Sergio Francheli.

Desde su debut profesional con el Ballet de la Ciudad de México, a los 15 años, la maestra Urdapilleta se distinguió por sus grandes aptitudes físicas y su magnífico temperamento artístico. El talento y la disciplina mezclados con la pasión y carisma, le valieron numerosas invitaciones para participar como bailarina huésped en importantes compañías de los Estados Unidos, Europa y Sudamérica, donde el público aplaudió su maestría técnica en la interpretación de papeles emblemáticos del repertorio clásico.

Entre 1941 y 1945 realizó sus primeros estudios de Danza Clásica en la Academia de Olga Escalona. En 1947 audicionó y se hizo miembro del Ballet de la Ciudad de México, dirigido por Nellie y Gloria Campobello. Destacó su trabajo como Primera Bailarina de la Compañía Nacional de Danza, con la que tuvo interpretaciones memorables de coreografías como Giselle, Coppelia, La fille mal gardée, Las sílfides, El cascanueces y El lago de los cisnes. Asimismo, en 1978 fue nombrada directora artística de este organismo y diez años después se integró al Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de la Danza José Limón.

Laura Urdapilleta (1932-2008), toda una vida en la danza Dueña de una destacada trayectoria artística, a lo largo de su carrera recibió importantes reconocimientos, entre los que destacan la Medalla de Oro de Bellas Artes, la Medalla de Oro del Gobierno de Jalisco, la Medalla del Festival Internacional de la Plata y, las Llaves de la ciudad de Córdova, Veracruz.

Tras su retiro como bailarina fundó la Escuela de Ballet Clásico, en Ciudad Juárez, Chihuahua. Por su hacer y aportación a las nuevas generaciones, Laura Urdapilleta, fue una de las figuras destacadas en danza clásica, sus cualidades interpretativas y calidad humana le dieron grandes amigos y seguidores de su trabajo, como el crítico de arte, Alberto Dallal, quien en alguna ocasión la describió como “una artista plena, cuyas características de personalidad le han permitido volcar sus conocimientos y su talento en un trabajo cotidiano no exento de esfuerzos intensos, que expresan, antes que nada, su amor por la danza y su vocación de servicio. En muchas ocasiones la gente no sabe que recibe clases, se comunica, conversa o despeja incógnitas artísticas ante una de las figuras más auténticas, completas y de más firme trayectoria de la danza clásica mexicana”.

8 respuestas a “Laura Urdapilleta… a través de la danza expresó lo que quería de la vida”

  1. Tuve la inmensa fortuna de conocer allà por 1946 a la extraordinaria artista Laura Urdapilleta en la Escuela Mexicana Inglesa ubicada en la glorieta de la Avenida Insurgentes, Avenida Coyoacàn y la calle de Chilpancingo.
    Laura me distinguiò con su amistad. Siempre admirè en ella su recia personalidad y su fèrrea disciplina. Tenìa el rostro ideal para una bailarina de ballet y una elasticidad de cuerpo envidiable. Con la muerte de Laurita, Mèxico pierde a una singular artista, de esas que se da una en cada siglo. Seguramente estarà en el cielo deleitando con su arte a todos los arcàngeles y serafines. La partida de mi cèlebre amiga la he sentido profundamente, al igual que muchos que la conocimos. Descanse en paz.

  2. Fue mi primera maestra quien me impulso por la pasion y amor a la danza;era estricta, disciplinada pero gracias a eso e logrado lo que ahora soy. Despues de ser su alumna por mas de 10 anos ,tuve diversos maestros pero ninguno con el temperamento y actitud que ella nos exijia.Despues de 10 anos de tener mi propia escuela de ballet en Ciudad Juarez,ahora la abri en Estados Unidos y es el inicio de otra etapa, nunca la pude volver a ver para agradecerle sus ensenanzas ,en paz descanse, mi maestra.

  3. Iveth dice:

    Hola, podrias enviarme informacion sobre la academia en ciudad juarez y los costos para clases de ballet por favor.

    Gracias

  4. Susana Fernández dice:

    Gracias por visitar InterEscena.
    Nosotros sólo hacemos difusión, así que te envío la dirección donde aparecen algunas escuelas de ballet, en todo el país,

    http://ballet-clasico.infored.com.mx/categoria0.html

    En esta página se incluye la
    Escuela De Ballet Clasico Delgar A, C

    Av 8ta No. 800, Ciudad Delicias Centro
    Chihuahua, Chihuahua 33000
    Tel: 639.474-0003
    Tal vez después de vacaciones te podemos conseguir los datos de la academia de la maestra Urdapilleta.
    GRACIAS… y continúa visitándonos

  5. elizabeth dice:

    hola! me interesa saber mas sobre la vida de esta gran bailarina, sabes de algun libro publicado que hable de la vida de laura urdapilleta? por fa… me urge! gracias!

  6. Hola que tal, yo tuve la oportunidad de estar cuidando a Laura ya que soy enfermera y la conocí en la casa de reposo donde ella se encontraba en el 2005. Y quiero compartir que ella es una una persona muy sencilla,cariñosa,amable y tierna.

  7. CARMEN LEMUS dice:

    Maestra Laurita, asi la llamaba, gran mujer con caracter firme, estricta y con un gran corazón para transmitir esta discplina. Tuve la fortuna y el privilegio de ser alumna de esta gran maestra en Cd. Juárez por 15 años. Estoy inmensamente agradecida de que me haya transmitido sus enseñanzas y me haya ayudado a ser una de sus mejores alumnas, ya que esta disciplina realmente me apasiona y le tengo un gran amor a la danza, tanto que cuando abandonó nuestra ciudad, inicie mi propia academia. Conservo un gran retrato de mi queridisima maestra en mi academia, la cual, me inspira a continuar con la enseñanza de esta disciplina pues este 2010 cumplí 15 años como maestra. Siempre estara en mi corazón en donde su recuerdo estara marcado en cada una de mis alumnas.

  8. Carla Valeria dice:

    Alguno de ustedes sabe en qué parte de Guadalajara nace Laura Urdapilleta? Cuanto tiempo vivo en Guadalajara? Algo de su infancia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Directorio

Un listado de enlaces a centros culturales, música, teatro, danza, infantiles, festivales y medios y más.

“Lo principal es provocar el contagio rítmico en el espectador y unas de las lecturas que se crean por los diversos elementos que intervienen son la enajenación y la obsesión”, Benito González, creador de Danza de las cabezas.