Roberto Bañuelas: Homenaje a cinco décadas de trayectoria

Por: Luciana Martínez Suárez — 8 de junio, 2008

“El artista debe ser auténtico, intenso y tratar de ser perfecto” Roberto Bañuelas

“Un pilar de la ópera en México, que ha hecho del canto mucho más que una forma de vida, una realidad que sale de la partitura proyectada por la voz y la pasión”, Ricardo Calderón Figueroa

Medalla Bellas Artes a Roberto Bañuelas, al cumplir 50 años de trayectoria artística El Instituto Nacional de Bellas Artes, entregó el pasado 2 de junio, la Medalla Bellas Artes a Roberto Bañuelas, al cumplir 50 años de trayectoria artística.

En un merecido homenaje que se realizó en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, Ricardo Calderón Figueroa, subdirector general del INBA hizo entrega de la presea a este admirable ciudadano de Ciudad Camargo, Chihuahua, quien hizo su debut profesional, en el año de 1958 y desde entonces ha participado en más de mil funciones de ópera y un sin número de conciertos con orquesta y recitales de piano.

Reconocido como una de las figuras más prominentes del bel canto en nuestro país, el maestro Bañuelas es considerado uno de los pilares del medio operístico en los escenarios nacionales y del mundo.

Tras medio siglo de haber representado los papeles más significativos del género, como Marcello de La Bohème de Puccini, con el cual se presentó por primera vez a nivel profesional y el cual llevó a escena en multiples ocaciones, como en Europa donde se pueden sumar unas 50 representaciones, algunas de ellas alternando con figura como Luciano Pavarotti, Mirella Freni y Teresa Strata, entre otras estrellas del bel canto.

En México, el barítono extendió su calidad operística en la década de los 60 -cuando el maestro Luis Sandi era jefe del Departamento de Música-, época que le permitió ampliar su repertorio y tener una práctica continua en el escenario. En menos de 10 años llegó a acumular un repertorio de 30 obras con títulos y personajes definitivos como Rigoletto, el Conde de Luna de Il Trovatore, Falstaff de Puccini, Tosca, Madame Butterfly, La Flauta mágica, Bodas de Figaro y Don Juan de Mozart .

Medalla Bellas Artes a Roberto Bañuelas, al cumplir 50 años de trayectoria artística “Desde entonces hasta ahora que me encuentro ante ustedes en este magno reconocimiento he participado en más de mil funciones de ópera y un crecido número de conciertos con orquesta y recitales de piano. Considero que ha sido la mía una vida de apasionado trabajo en la que he tenido el privilegio de interpretar las grandes obras del teatro musical, así como la de haber alternado con los mejores cantantes del mundo cuando ellos estaban en su mejor momento, y yo también”, Roberto Bañuelas.

Su trayectoria internacional, le permitió desde sus inicios -1960- alternar con los grandes como Giuseppe di Stefano con quien se presentó en La bohème. Al año siguiente, cantando Sansón y Dalila, el director Incola Rescigno, le escuchó y de inmediato lo contrató para otra ópera en la cual estuvo tres o cuatro temporadas.

Otro inolvidable momento en lo fue su carrera con los grandes organismos de la ópera mundial fue cuando audicionó para el City Center de Nueva York, exitosa entrevista que le valió la firma de un contrato ese mismo día. De igual manera le pasó en 1971, con la Opera de Hamburgo, donde fue contratado por tres años.

Medalla Bellas Artes a Roberto Bañuelas, al cumplir 50 años de trayectoria artística Así la voz del maestro Bañuelas se codeo con los grandes intérpretes del siglo XX como Corelli, Pavarotti, Domingo, Raimondi, Kollo, Talavera, Christoff, Caballé, Freni, Janowitz, Jones, Stratas, Ricciarelli, Deutekom y Cossotto, entre otros muchos que llegaron a ser cómplices de inolvidables interpretaciones.

Igual de polifacético como es en el escenario también lo es en otros quehaceres artísticos, además de su desarrollo en la escena operística su inquietud por el teatro y la música lo llevó al terreno de la composición con Agamenón, primera ópera de una trilogía basada en la Orestíada, de Esquilo, la cual realizó en 1964, sin embargo fue estrenada hasta el año pasado con el ensamble Solistas de Bellas Artes. Ese mismo año concibió El retorno de Orestes, una dramática continuación de esta trilogía que apenas llevó a escena este año en el mes de mayo. Además, pretende plasmar el final de esta serie, basada en la Euménides, en julio, cuando como el mismo dice, tenga vacaciones de la Escuela Nacional de Música.

Medalla Bellas Artes a Roberto Bañuelas, al cumplir 50 años de trayectoria artística “Desde que comencé a cantar ópera me interesé por el teatro clásico. En ese entonces, uno de los estupendos maestros que tuve en el Conservatorio me dijo: toda la literatura y la dramaturgia arrancan de los griegos, por ahí puede empezar, y resultó que me encontré con un mundo de literatura, de psicología, de filosofía, todo contenido en los dramas de los clásicos griegos. Siempre me quedó la idea de que algún día compondría una ópera, y entonces, comparando las obras de Esquilo y Sófocles para los cuales ya se ha hecho música, opté por el primero” Roberto Bañuelas.

Otra de sus vertientes creativas es la literatura, su interés intelectual por este género, que le viene desde la adolescencia, en aquel cruce de caminos entre la música y el querer expresarse, lo ha llevado a publicar dos libros de cuentos: Ceremonial de Cíclopes y Los Inquilinos de la Torre de Babel, una novela El Valle de los Convidados de Piedra y el poemario Trashumancia del Amor Cautivo. Así mismo, escribió El canto, técnica de la voz, arte de la interpretación, libro didáctico que se editó hace seis años con mucho éxito y se puede considerar como una guia para jóvenes cantantes. Este año la editorial Trillas publica El manual del cantante, el cual expone los problemas, las dudas y aporta las posibles soluciones.

Después de medio siglo de haber debutado como cantante de ópera y vivir cuantiosas experiencias en este difícil ámbito que no todos llegan a conquistar Roberto Bañuelos recibe un modesto pero merecido reconocimiento por un todas aquellas sus inquietudes, preocupaciones y proyectos, que como el mismo dice “trato de darles siempre la respuesta oportuna, o sea, si tengo que cantar me preparo para cantar, si deseo escribir un cuento me pongo a hacerlo, si me viene la motivación de hacer un dibujo, de pintar un cuadro, también lo hago”. Fotos: Marco Ramírez

2 respuestas a “Roberto Bañuelas: Homenaje a cinco décadas de trayectoria”

  1. ivan gutierrez rivera dice:

    ojala y el sr. Don roberto Bañuelas, leyera este comentario, aun se acordara de su tia Doña LUcia BAñuelas, señora esposa de don Ramon Gutierrez.

    Seria un honor contactar con usted.

  2. ivan gutierrez rivera dice:

    mi e- mail es ivangtzr@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Directorio

Un listado de enlaces a centros culturales, música, teatro, danza, infantiles, festivales y medios y más.

“Edipo Nadie es ateo, es una visita al mito que muchos conocemos buscando abrir otros temas en torno a lo contemporáneo que activen conversaciones estimulantes”, David Gaitán.