Teatro

Romeo y Julieta… o las trágicas consecuencias que conlleva la crisis de la adolescencia

Por: Josué Romero — 26 de junio, 2017

Romeo y Julieta, dirigida por Mauricio Garcia Lozano, se presenta en el Teatro Helenico, junio 2017 No importa cuántas veces y de qué manera se cuente la misma historia, ésta siempre volverá a su esencia. Así es el caso de Romeo y Julieta de William Shakespeare, una obra donde el fatídico destino de los amantes es el sello de la casa. Tragedia pura, dirían los clásicos.

Hoy, una nueva versión llega a los escenarios realizada gracias a la unión de varias compañías: Tercera Llamada, Lado be y Teatro del Farfarullero, y una relectura del texto shakesperiano del maestro Mauricio García Lozano, quien trae la notable historia de los enamorados con un nuevo aire a partir de una narración escénica que va más allá de entender el amor entre los amantes para sumergirse profundamente hacia las consecuencias de aquello que lo provoca y lo hace detonar como trampa para aquellos que se dicen dueños del amor verdadero.

Romeo y Julieta, ese texto romántico hasta los huesos que convense y atrapa a la mayoria de sus lectores, en su historia original se descubre en la hermosa ciudad italiana de Verona donde existe la eterna rivalidad entre dos familias: los Montesco y los Capuleto.

Romeo y Julieta, dirigida por Mauricio Garcia Lozano, se presenta en el Teatro Helenico, junio 2017 El amor imposible es el de Romeo y Julieta. La tragedia es la premisa de muerte de los primos Mercuccio y París. La mala fortuna, es el mensaje de Fray Lorenzo que no llega a su destino. Y como conclusión la muerte de los amantes. Fin.

Sin embargo, esta nueva versión de García Lozano, quien respeta el universo de esta clásica historia de los amantes, suma una nueva traducción de Alfredo Michel, quien hábilmente introduce expresiones de nuestra cotidianidad, empero no por cambiarlas pierden la riqueza y profundidad del lenguaje isabelino.

Además, al contexto de la historia le agrega nuevos elementos que hacen de Romeo y Julieta una adaptación muy ecléctica donde la resolución de la apuesta se descubre como una exposición totalmente atemporal. En el apartado de la escenografía, la historia se dibuja en un ambiente en tonos claroscuros, módulos y escaleras –de madera– que dan la apariencia de una casa de muñecas gigante.

Romeo y Julieta, dirigida por Mauricio Garcia Lozano, se presenta en el Teatro Helenico, junio 2017 Y siguiendo el concepto de no ubicarla en un tiempo definido, el vestuario es impreciso y el sentido shakespereano se adentra a la modernidad a partir de materiales sintéticos, desgastados, y para darle un toque todavía “más acá”, estoperoles.

En el caso de la música –en vivo– se escucha un clavecín del siglo XVIII que alterna con sonoridades electrónicas que dan pauta a los enfrentamientos y consecuencias de un mundo donde la verdad es, en realidad, la alteración que los adultos en su constante provocación remiten a la relación de dos jóvenes inseguros que sumegidos en la historia de los amantes de Verona buscan ese sentido de la vida que no se encuentran en la falsedad de una sociedad desquiciada.

El Romeo y Julieta de Maucio García Lozano, es totalmente contrarío a la clásica obra de Romeo (Adrán Ladrón) y Julieta (Cassandra Ciangherotti), donde la trama es dulce y a la vez trágica, en ésta evocaión poco romántica se trata de dotar a los personajes un sentido más cínico que los acerca a la realidad del siglo XXI.

Romeo y Julieta, dirigida por Mauricio Garcia Lozano, se presenta en el Teatro Helenico, junio 2017 “En la obra de Shakespeare vemos personajes más oscuros, raros y difíciles que conectan más con la complejidad de la tortura adolescente, como cuando todo te crece y nada te acomoda”, Mauricio García Lozano.

En suma, en esta versión no se trata de entender el amor sino las consecuencias que ese amor provoca, por ello y para evidenciar la premisa anterior y darles mayor voz a los personajes que rodean a los protagonistas, convocaron al trabajo de primeros actores, como son: Emma Dib, Diego Jáuregui, Haydeé Boetto, Leonardo Ortizgris, Daniel Haddad, Pablo Chemor, Quetzalli Cortés, Ernesto Coronel, Mar Ferrer y Julián Segura.

Un trabajo histriónico que sustenta la solidez del concepto que planteó el director desde imagino como quería que resultará el célebre texto de Romeo y Julieta, pero también los puso a trabajar como comodines que le hacen de todo, al mismo tiempo que se presentan como personajes centrales, pueden ser un coro que se mueve o desplazan objetos y parte de la utilería para recrear distintos ambientes, sea un iglesia, una mansión o el cuarto de Julieta.

Romeo y Julieta, dirigida por Mauricio Garcia Lozano, se presenta en el Teatro Helenico, junio 2017 Y aun cuando Julieta tiene un fatal presentimiento, Romeo vea la misma suerte en sus ojos, y el final de la historia sea la misma tragedia, no está por demás echar un vistazo a esta versión contemporánea sobre el clásico shakespereano que se presenta los viernes en el Teatro Helénico.

Así, que una de estas tardes de verano en las que el calor inflama la sangre y la agresividad del tráfico semanal no ayuda al carácter vayan a encontrarse con una de esas terrible situaciones que al igual que a Romeo y a su adorada Julieta errollan a los jóvenes de hoy que sufren del mismo mal: encontrar quien los quiera y les demuestre que son lo “máximo”. La fecha límite es hasta el 16 de julio. Mientras tanto tengan en mente que ellos, al igual que nosotros en algún momento de nuestra vida, fuimos transgresores del odio con un amanecer “plagado de amor”.

Romeo y Julieta es esa historia donde las relaciones de todo tipo son consecuencia de indiferencia, inestabilidad y, sobre todo, de la confusión que conlleva la terrible “depre” que se sufre como consecuencia de la incompresión total… pero hoy todo se puede apasiguar: con unas gotas de rivotril y así una historia de amor simple o sufrido deja atrás cualquier referente de la llamada “crísis existensial”. Fotos: Jorge Vargas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Directorio

Un listado de enlaces a centros culturales, música, teatro, danza, infantiles, festivales y medios y más.

“Recuperar nuestras tradiciones es una forma de afianzar la identidad. El orgullo por lo mexicano nos da fuerza como nación, sin que implique falsos patrioterismos. ¡Viva la diversidad!, podemos ser ciudadanos del mundo desde lo mexicano…”, Arturo Beristain.