Teatro

Los Náufragos… ¿la loca soy yo, o son los demás?

Por: Susana Fernández — 21 de abril, 2017

TeatroSinParedes presenta Los Naufragos, de Guillermo Leon con direccion de David Psalmon. Teatro Helenico, abril 2017 “La vida moderna se ha convertido en un auto de carreras que por parabrisas tiene 700 ventanas abiertas al mismo tiempo… situaciones que nos sacan de control y que a veces podrían hacernos sentir que nos estamos volviendo locos…” fragmento de Los Náufragos del dramaturgo Guillermo León que bajo la dirección de David Psalmon se presenta actualmente en el Teatro Helénico.

En una clara crítica a las formas de control y masificación que la sociedad moderna impone al ser humano sobre su pensamiento y actuar, el colectivo TeatroSinParedes presenta Los Náufragos, interesante creación inspirada principalmente en La historia de la locura en la época clásica de Michel Foucault y Capitalismo y esquizofrenia de Gilles Deleuze y Félix Guattari.

Una terapia escénica, donde el espectador acompaña al doctor Szasz (David Psalmon) en su encuentro con cinco “enfermos” que representan diversos trastornos (un joven que ama demasiado, una mujer exhibicionista, un hombre con grado extremo de agresividad, una mujer con un sexto sentido y otra más que simplemente se niega a hablar), los cuales sirven para detonar reflexiones sobre nuestro propio comportamiento.

TeatroSinParedes presenta Los Naufragos, de Guillermo Leon con direccion de David Psalmon. Teatro Helenico, abril 2017 ¿Quién es el loco? ¿el herético, el libertino o el alienado? Más allá de la visión poética promocionada en algunos ámbitos, Los Náufragos aborda la otra cara de la locura y conforme se desarrolla la trama presenta distintas escenas que permiten conocer la segregación que vivían los enfermos, criminales –los locos del siglo XV– y hasta aquellos individuos de nuestro tiempo que presentan ciertos trastornos (como la ortorexia) y hoy son los insanos que se ganan la denominación de “loco”.

Con agudeza e ingenio, el texto de Guillermo León expone que bajo el argumento de la locura, todo aquel que piense y actúe distinto puede ganarse el adjetivo de la locura y con este argumento ser rechazado simplemente por no seguir las reglas y adaptarse al comportamiento “normal” estipulado por la sociedad, donde prevalece la interrogante que se lanza desde el escenario de Los Náufragos, “¿la loca soy yo, o los locos son los demás?

TeatroSinParedes presenta Los Naufragos, de Guillermo Leon con direccion de David Psalmon. Teatro Helenico, abril 2017 Así, entre una serie de referencias filosóficas e históricas que van desde las citas a la obra de Foucault, Erasmo y La nave de los locos (Das Narrenschiff) de Sebastian Brant, entre otros, TeatroSinParedes realiza un juego de provocación y humor para mostrar como todo aquel que es considerado diferente –lo mismo hace cuatro siglos que en nuestros días–, es objeto de escarnio y segregación porque al fin y cabo “el loco” siempre será un “un ser social y moralmente inaceptable”.

Los Náufragos es una invitación abierta a la reflexión entre creadores y espectadores para tratar de entender si la demencia es un estado de alteración mental o más bien una suerte de rechazo a las normas establecidas por un sistema que sólo busca controlar a los individuos y cuartar sus libertades.

TeatroSinParedes presenta Los Naufragos, de Guillermo Leon con direccion de David Psalmon. Teatro Helenico, abril 2017 En un escenario sencillo, diseñado por Ana Patricia Yáñez, que se combina con la multimedia de Daniel Primo y el diseño sonoro de Gerardo Islas y Daniel Hidalgo, Los Náufragos se presenta todos los lunes (hasta el 12 de junio) en el Teatro Helénico, del Centro Cultural Helénico, un texto para repensar nuestra propia conducta en un contexto social que desde los medios de comunicación nos dice cómo debemos comportarnos, qué está permitido y qué se espera de nosotros.

Con las actuaciones de Beatriz Luna, Indira Pensado, Maria Elena Olivares, Josué Cabrera, Karim Torres y el propio David Psalmon, TeatroSinParedes nos invita a un viaje sobre la condición humana, a partir de un puerto, que en este caso puede ser un consultorio psiquiátrico, que nos lleve a la reflexión sobre nuestra propia condición porque al fin y al cabo, los inconformes, los vegetarianos, los que no callan, los que imaginan un mundo distinto, ellos y nosotros también somos locos.

“Has perdido la cabeza, estás completamente loco. Pero te diré un secreto: las mejores personas lo están…” fragmento de la película Alicia en el país de las maravillas (2010), de Tim Burton. Fotos: RMM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Directorio

Un listado de enlaces a centros culturales, música, teatro, danza, infantiles, festivales y medios y más.

“Recuperar nuestras tradiciones es una forma de afianzar la identidad. El orgullo por lo mexicano nos da fuerza como nación, sin que implique falsos patrioterismos. ¡Viva la diversidad!, podemos ser ciudadanos del mundo desde lo mexicano…”, Arturo Beristain.