Teatro

La semilla, una obra sobre la herencia de ese desastre que representa la humanidad

Por: Claudia Magun — 6 de octubre, 2017

La semilla, obra de Edgar Chias con direccion de Gabriela Ochoa, se presenta en el Teatro El Granero, octubre 2017 “Uno no es responsable del mundo en el que está, pero si es responsable de seguir ahí. No se puede construir sino se parte de quien soy…”, Gabriela Ochoa.

Edgar Chías escribe La semilla, una tragedia contemporánea que tiene que ver con el desastre, el destino, la realidad contemporánea y el sinsentido de la vida a través de un Edipo contemporáneo reinventado que plantea la historia de una chica a la que exilian, pero que regresa para descubrir su historia.

Un texto legendario que Gabriela Ochoa se encarga de transcribir en el escenario al plasmar esa dualidad que supera el pasado y el presente, esa atemporalidad que Chías como dramaturgo domina a la perfección con ese lenguaje impresionante que engolosina al espectador en una obra que “aborda muchos temas a nivel épico, pero el interés es hablar sobre la herencia del desastre de la humanidad y como lo seguimos perpetrando porque no hacemos nada al respecto”.

La semilla, obra de Edgar Chias con direccion de Gabriela Ochoa, se presenta en el Teatro El Granero, octubre 2017 En el caso de La semilla, el dramaturgo lo ve desde la oscuridad y al mismo tiempo desde la luz en una historia que cimbra el escenario a partir de una propuesta que como dice Gabriela: “La estructura de la obra tiene muchos cortes de tiempo, es una tragedia contemporánea que solo pudo suceder en la época actual, algo que nos coloca en un lugar específico al tono de la obra. Se respetan ciertas premisas de la tragedia y los personajes mueren bajo un desastre natural”, Gabriela Ochoa.

Así, Gabriela Ochoa, nos descubre ese sentido del humor irónico y negro que Chías suscribe en la profundidad del texto a partir de una metáfora donde Olinda (Sofía Sylwin), como personaje central de la historia, decide descubrir quién es y de dónde viene, pero también terminar con la maldición y su historia. Como dice Sofía Sylwin, “Ella viene de un no saber, pero decide averiguar para entender que va a hacer consigo misma y con una bebé que viene en camino. Es la búsqueda de la identidad, asumir quien es, decir que viene del horror pero que se puede tomar la decisión de quedarse ahí o dar un paso adelante hacia la luz”.

La semilla, obra de Edgar Chias con direccion de Gabriela Ochoa, se presenta en el Teatro El Granero, octubre 2017 “Los personajes hablan del abuso del ser humano hacia sí mismo y hacia la naturaleza y también reconocen el horror que nos han heredado y en el que nos hemos convertido como especie, para pensar en la posibilidad de cambiar el presente y aspirar a la dignificación del futuro, en vez de continuar perpetrando el desastre y la aberración”, Gabriela Ochoa.

En La semilla además del trabajo de la dirección de escena de Gabriela Ochoa, y el desarrollo histriónico de Sofía Sylwin, quien comparte el escenario con Surya MacGrégor, Mahalat Sánchez y Raúl Briones, existen tres elementos primordiales para que la historia se aprecie como un suceso real, en esta producción el diseño de vestuario de Mario Marín del Río hace que los actores encuentren la empatía con la personalidad de los personajes; mientras la música acelera o frena la energía que preside la acción, el responsable de ese sonoridad que establece el momento escénico es Genaro Ochoa.

Por lo que respecta al diseño de escenografía e iluminación, son el sustento para que la historia determine el sentido épico y a la ves actual que requiere el texto de Edgar Chías. Ese diseño donde el espacio se encuentra con el tiempo es un trabajo de Jesús Hernández, quien describe la escenografía como parte de ese principio griego que al mismo tiempo permite jugar con diferentes niveles en la altura, basado en el desastre y la ruina: “En su parte alta se ve cierta esperanza o la luz con un cielo, además de que se recrea el inframundo que se plantea también en la obra”.

La semilla, obra de Edgar Chias con direccion de Gabriela Ochoa, se presenta en el Teatro El Granero, octubre 2017 En una colaboración entre Teatro en la Margen y Conejillos de Indias, La semilla se presenta de jueves a domingo (hasta el 15 de octubre) en el Teatro El Granero, Xavier Rojas del Centro Cultural del Bosque, una obra que lleva al espectador a reflexionar sobre el por qué superar el presente es regresar hacia el pasado y reconocer en lo que nos hemos convertido ante el horror y la adversidad.

“La puesta en escena plantea la insensibilidad contemporánea que vivimos, la consecuencia de nuestros actos en la vida y la necesidad que tienen los seres humanos de chismear. Así, el texto recalca, con un humor sagaz y negro, la necesidad que tenemos de estar espiando los problemas de los otros, de ahí el discurso de romper la cuarta pared y comunicarnos con el público de manera directa”, Raúl Briones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Directorio

Un listado de enlaces a centros culturales, música, teatro, danza, infantiles, festivales y medios y más.

“El desenlace abrupto de los relatos escénicos nos invita a considerar y valorar la vida, ya que en solo un instante todo puede cambiar…”, Diana Eden directora de AKTO ZERO.