Teatro

Ayolante, una extravagante parodia musical donde lo absurdo se torna lógico

Por: Claudia Magun — 9 de marzo, 2017

Ayolante, con direccion de Alvaro Cervino, se presenta en el Teatro de las Artes del Cenart, marzo 2017 Ayolante es un juego escénico que bajo la dirección de Álvaro Cerviño lleva al espectador a descubrir una romántica historia de amor que en el transfondo de la dramaturgia entreteje una crítica hacía las clases burguesas y una burla a los protagonistas de la política. Una historia sin caducidad que hoy todavía se puede leer en los entretelones de la sociedad contemporánea…

El humor negro y la sátira de los ricos y poderosos son las características de esta disparatada propuesta que se presenta en una versión a la mexicana basada en un musical de manufactura inglesa creado por el dramaturgo William Schwenck Gilbert y el compositor Arthur Sullivan, dos talentosos protagonistas de la escena londinense considerados pioneros de lo que hoy se conoce como el teatro musical.

Ayolante, con direccion de Alvaro Cervino, se presenta en el Teatro de las Artes del Cenart, marzo 2017 Una producción de Oscar Mantilla de gran formato, que por primera vez se puede apreciar a través de un elenco –totalmente masculino– de 26 actores, cantantes y músicos que con gran divertimento explayan su talento en un escenario que Álvaro Cerviño traza en un tono de lo absurdo para hacer una denuncia: “sobre la ironía que representa el exceso de poder de la clase política, y los caprichos económicos de la clase empresarial”.

“Es una parodia cuyo trabajo de adaptación me llevó horas y horas de trabajo. Tuve que leer muchos periódicos, consultar diccionarios, entender cómo hablan los políticos. Más que adaptar, tuve que comprender bien de qué se trataba la obra para luego reescribirla”, Álvaro Cerviño.

Ayolante (Iolanthe, en su nombre original) fue estrenada en Londres, en plena época victoriana –el 25 de noviembre de 1882– en el histórico Teatro Savoy, con una cálida recepción y con una temporada de 398 funciones, lo cual significó el cuarto éxito consecutivo para Gilbert y Sullivan. Fue la primera producción en el mundo que se escenificó completamente iluminada con luces eléctricas, permitiendo algunos efectos especiales que no habrían sido posibles en la era de la iluminación con gas.

Ayolante, con direccion de Alvaro Cervino, se presenta en el Teatro de las Artes del Cenart, marzo 2017 Un texto que a pesar de haber sido escrito hace más de 130 años, hoy en día es más que relevante porque en sus venas literarias conserva ese sentimiento popular hacia la clase política que no ha cambiado para nada, como diría Ayolante: “¡El mundo sigue siendo un cochinero de gente sin llenadero!”.

En la historia, Juan Ramón, el hijo del hada Ayolante (desterrada del mundo de las hadas por casarse con un humano), quien quiere contraer nupcias con Filis, una becaria del Congreso de la Unión, con quien el líder está obsesionado y hará lo imposible por impedirlo. Las hadas, dejando a un lado sus reglas, le ayudan a cumplir su deseo pese a un sinfín de tropiezos, logrando que las hadas y los humanos puedan contraer nupcias libremente.

“La obra hace sátira de muchos aspectos políticos, de las leyes y de la sociedad. La confrontación entre las hadas y el congreso, es en realidad una parodia de la relación entre la clase acaudalada e influyente y el mundo de la política”, Oscar Mantilla.

Ayolante, con direccion de Alvaro Cervino, se presenta en el Teatro de las Artes del Cenart, marzo 2017 Así, con ingenio y mucho humor Ayolante se define como un proyecto único que hace de una opereta inglesa una parodia musical ligera y muy divertida donde la discrepancia de clases y las diferencias políticas son la base para crear una farsa que llega al corazón del público mexicano y al espíritu patriótico que habita en todos.

Ayolante termina una corta temporada en el Teatro de las Artes del Centro Nacional de las Ares, tres últimas funciones este fin de semana para entretenerse y porque no, desahogarse un poco de todas nuestras penalidades con una obra que a pesar de ser muy británica encierra en la transcendencia de su narrativa el contexto de la universalidad que ofrece la escena teatral.

“La obra presenta dos horas de énfasis, de eso se trata la parodia y la ironía, de hacer más enfático el exceso de poder de la clase política, y el exceso del poder económico de la clase empresarial”, Álvaro Cerviño.

Ayolante, con direccion de Alvaro Cervino, se presenta en el Teatro de las Artes del Cenart, marzo 2017 Un texto que lleva al público a interesarse por un argumento que traspasa el tiempo, así como las costumbres y dogmas que enclaustran a cualquier sociedad del mundo, aquellas que sin ninguna aprehensión de lo que significa tener moral persisten en su deplorable comportamiento hacía el prójimo, una carencia que no ha evolucionado, más bien ha empeorado.

“Definitivamente como obra musical, Ayolante tiene dos pies: el texto y la música. En la historia de la ópera hay duplas notables, pero sólo hay pocas con esa una vigencia, vitalidad y única en la historia del arte lírico, esa es la de Gilbert y Sullivan, dos talentos del teatro londinense que tuvieron una colaboración por largas décadas y propiciaron la creación de 14 títulos”, Ricardo Calderón, Director general del Cenart.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Directorio

Un listado de enlaces a centros culturales, música, teatro, danza, infantiles, festivales y medios y más.

“Creo que el director de teatro debe ser como un torero que sale a hacer faena y se enfrenta al toro que le toque…”, José Solé (Ciudad de México, 1929-2017).