Música

Yuja Wang se presentó con la Orquesta Sinfónica Nacional en el Palacio de Bellas Artes

Por: Claudia Magun — 7 de octubre, 2017

Yuja Wang se presento con la Orquesta Sinfonica Nacional dirigida por Carlos Miguel Prieto, en el Palacio de Bellas Artes, octubre 2017  Desde su entrada su personalidad invadió el escenario… en la sala, de inmediato se notaban los murmullos de las mujeres que hablaban en voz baja sobre su atrevido vestido, de su peinado, de sus zapatos; y a los hombres que se les veía cautivados por su belleza y sobre todo por sus hermosas piernas…

Finalmente el silencio irrumpió cuando se escucharon las primeras notas de la orquesta y después los primeros acordes de Rajmaninov y su Concierto para piano No. 4, una pieza que nos encantó desde el primer instante a través de la interpretación de una seductora pianista llamada Yuja Wang, quien desde el momento en que postró sus manos en el piano descubrió su impactante estilo y el dominio del instrumento.

Yuja Wang se presento con la Orquesta Sinfonica Nacional dirigida por Carlos Miguel Prieto, en el Palacio de Bellas Artes, octubre 2017. Foto Bernardo Arcos. Así fue como inició el concierto de la Orquesta Sinfónica Nacional que después de los atroces y tristes sucesos en la Ciudad de México retomó su temporada 2017 con la presencia de esta seductora pianista china que así como ha cautivado con su talento a muchos de los grandes directores de orquesta como Claudio Abbado, Daniel Barenboim, Valery Gergiev y Gustavo Dudamel, conquistó a todo el público presente ayer viernes 6 de octubre en el Palacio de Bellas Artes, una actuación por demás aplaudida que la intérprete nacida en Pekín agradeció con cuatro encores, entre ellos el Danzón de Arturo Marquéz en versión para piano, en una dedicación especial para las víctimas del terremoto.

Por supuesto que no fue lo mejor de la noche, pero si fue un saludo muy emotivo que el público agradeció con una ovación a Yuja Wang quien quiso agradar a los mexicanos presentes en Bellas Artes. Pero además de la pieza del compositor sonorense, en su despedida de este concierto donde la pianista cautivó hasta al melómano más severo con otros tres maravillosos momentos interpretando a Chopin, Mozart y el último maravilloso momento con la Habanera de Carmen de Bizet en una fantasía pianística que impactó.

Carlos Miguel Prieto dirige a la Orquesta Sinfonica Nacional en la presentacion de Yuja Wang en el Palacio de Bellas Artes, octubre 2017 Fue así que tuvimos el gusto y la suerte de escuchar a esta joven pianista (nacida el 10 de febrero 1987 en Pekín) que debutó en 2005 con la Orquesta del Centro Nacional de las Artes de Ottawa, y que después de esta visita a la Ciudad de México le espera una larga lista de conciertos con presentaciones con la Sinfónica de Chicago, Filarmónica de Múnich, Sinfónica de San Petersburgo, además de la invitación para unirse a la gira inaugural de Jaap van Zweden con la Filarmónica de Nueva York y la gira de despedida de Yannick Nézet-Séguin como director de la Filarmónica de Róterdam.

Una noche para celebrar la música con este concierto que Rajmaninov estrenó ya en América con la Philadelphia Orchestra –con él mismo al piano– el 18 de marzo de 1927 bajo la batuta de Leopold Stokowskiy y hoy tuvimos el gusto de apreciar en la peculiar interpretación de Yuja Wang, una invitación de la Orquesta Sinfónica Nacional que parte de la celebración del Año de Cultura China en México.

Steven Lin se presenta con la Orquesta Sinfonica Nacional dirigida por Carlos Miguel Prieto, en el Palacio de Bellas Artes, octubre 2017 Pasando al programa de hoy domingo 7 de octubre, como algo extraordinario, en esta ocasión el maestro Carlos Miguel Prieto tomó la decisión de tener un segundo solista invitado, Steven Lin quien también interpretará el Concierto para piano No. 4 de Rajmaninov. Al igual que el viernes, este programa contempla la Metamorfosis sinfónicas sobre temas de Carl Maria von Weber, de Paul Hindemith para iniciar la noche y como gran final Los Pinos de Roma de Ottorino Respighi, en un homenaje a la ciudad eterna.

Así, este buen augurio de la Temporada 2017 de la OSN reinicia con dos noveles intérpretes de origen oriental que como tantos han emergido de esa nueva generación que hoy ya brilla en los escenarios internacionales, y sin embargo muchos desestiman no por su técnica, pero si por su carencia de estilo propio, ese que otorga a cada artista un distintivo, el cual sólo se consolida con la vivencias y la experiencia que el paso del tiempo otorga y les lleva a alcanzar el ser apreciados por las Orquestas más importantes, por los críticos y por aquellos que antes los desdeñaron.

Carlos Miguel Prieto dirige a la Orquesta Sinfonica Nacional en la presentacion de Yuja Wang en el Palacio de Bellas Artes, octubre 2017.  Porque ellos, los jóvenes talentos, a pesar de su breve recorrido por la vida como músicos hacen con su expresión el placer de los escuchas que gustan de este género que por su calidad auditiva permanece hoy, y creemos, que al paso de los años continuará brillando en el universo de la escena musical.

Con noveles talentos como Yuja Wang y Steven Lin, este músico estadounidense de origen taiwanés que se caracteriza por su juventud, carisma y dominio del teclado, talento que califica a muchos de los invitados que Carlos Miguel Prieto acostumbra hospedar en la programación de la Sinfónica Nacional y la Orquesta de Minería.

Dos novicios que emergen de esa cultura oriental que en el siglo XXI no han proliferado por azares de la vida, sino por la tenacidad de sus padres, además de apoyos gubernamentales, y el empeño por ser los mejores y así encontrar nuevos caminos a partir de la cultura como un medio para crear una sociedad que no sólo sobresalga en el aspecto monetario sino que alcance la prosperidad y con ello la felicidad en el camino de las artes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Directorio

Un listado de enlaces a centros culturales, música, teatro, danza, infantiles, festivales y medios y más.

“El desenlace abrupto de los relatos escénicos nos invita a considerar y valorar la vida, ya que en solo un instante todo puede cambiar…”, Diana Eden directora de AKTO ZERO.