Infantil

Mi abuela flamenca… la creación de una abuela que celebra el imaginario de los niños

Por: Claudia Magun — 28 de abril, 2017

Cana y Candela Pura presenta Mi abuela flamenca, obra de Lourdes Lecona, en el Lunario del Auditorio Nacional, abril 2017 “El flamenco, me permite seguir compartiendo con el público mis inquietudes y cristalizarlas en cada obra, así como compartir con las nuevas generaciones el gusto y disfrute de este arte milenario…”

Lourdes Lecona, es mexicana pero su corazón encontró en la herencia que España lego a México su pasión por la vida, esa corriente ancestral que la ha llevado a tener las mejores experiencias y, sin duda, hacer suya la intensidad de ese arte donde ella descubre la belleza del baile y un sentido muy personal para comunicar sus pensamientos sobre aquello que representa el sentido de asimilar con inteligencia las buenas y malas experiencias que se presentan en la vida.

Como artista ha tenido una larga trayectoria en los escenarios, desde su debut a los cuatro años en aquel entonces llamado Teatro Esperanza Iris –hoy Teatro de la Ciudad– su espíritu se encontró con el arte dancístico y su camino se abrió –en paralelo con su trabajo en la gestión cultural y su desarrollo en el campo académico– a ese lenguaje que le ha permitido durante años hacer del escenario su forma de expresión.

Cana y Candela Pura presenta Mi abuela flamenca, obra de Lourdes Lecona, en el Lunario del Auditorio Nacional, abril 2017 Este año, la maestra Lecona celebra junto con Caña y Candela Pura, sus cómplices en la danza, seis décadas de vida artística; 47 años como docente; más 35 como coreógrafa y directora artística y todo un cúmulo de experiencias como amante de la danza y en especial del arte flamenco ese sentir tan español que, sin ser suyo por nacimiento, se apoderó de ella y de ese aguerrida personalidad que le caracteriza como creadora e intérprete. Un arte, que como bien dice en la entrevista que sostuvo con Interescena: “Encontré en el flamenco un mundo para la interpretación de la danza desde la profundidad de mis emociones, el flamenco es orgánico y visceral que lo sientes o no lo sientes, no hay más, no puedes bailar sin sentimiento”.

“Puedo decir que el flamenco ha sido pilar y parte de mi vida, he disfrutado ser bailarina o bailaora, creadora, docente, directora y ahora investigadora y divulgadora de un arte fraterno y universal y que actualmente no sólo hermana a México y España, sino a todo el mundo, porque el flamenco es un producto cultural que me atrevería a decir que es el producto cultural más globalizado porque se aprende desde muy diversas latitudes” Lourdes Lecona.

Cana y Candela Pura presenta Mi abuela flamenca, obra de Lourdes Lecona, en el Lunario del Auditorio Nacional, abril 2017 El motivo de esta charla que Interescena tuvo con la maestra Lecona, fue hablar de Mi abuela flamenca, ese nuevo espectáculo que presenta con Caña y Candela Pura mañana sábado 29 de abril en el Lunario del Auditorio Nacional para celebrar el Día del Niño, un cuento que se crea a partir de danzas y bailes flamencos.

Es la historia de Marianela, una pequeña que vive inmersa en el mundo de la tecnología. Un buen día, su divertida y salerosa abuela, la invita a abrir el baúl de los recuerdos, en ese momento, surge la magia, se escucha el repiqueteo airoso de las castañuelas, soniquetes de zapatitos, cante, jaleos y hasta percusiones y chasquidos en la mesa del comedor…

Así, comienza un mágico viaje al pasado de España donde se representan danzas inspiradas en la música más emblemática de este arte, como el paso doble, el folclore, ritmos y canciones populares, además de la escuela bolera, el baile clásico y por supuesto el flamenco puro. Las danzas serán representadas con música en vivo y arreglos musicales especialmente diseñados por Manuel Jiménez “Lolo” quien imaginó una música que resaltara la sonoridad, riqueza y herencia de patrones culturales que hermanan a dos naciones amigas, como son México y España.

Cana y Candela Pura presenta Mi abuela flamenca, obra de Lourdes Lecona, en el Lunario del Auditorio Nacional, abril 2017 “Esta divertida historia, además de enriquecernos con el arte de la danza española, nos muestra el importante papel que juegan los abuelos en la educación de los hijos, resaltando los valores humanos y uniendo los lazos afectivos. Nos invita a bailar, cantar, jugar, sentir y gozar de la vida, porque la danza es vida y la música es alegría…”, Lourdes Lecona.

La mayoría de los trabajos de Caña y Candela Pura han sido creados para un público adulto, Mi abuela Flamenca es una creación para el pequeño espectador, es por eso que esta entrevista fue diferente a las anteriores pláticas que hemos tenido con ella, en está, Lourdes con todo el conocimiento que otorgan los años de experiencia nos ofreció, en todas sus respuestas, una amplia cátedra sobre como piensa y percibe debe ser el contenido y desarrollo de un espectáculo infantil.

Como consideramos que la creación para los infantes no es fácil, la primera pregunta obligada fue ¿Cuál es la diferencia de crear un espectáculo para adultos y uno para el público infantil…?

“Considero que para diseñar un espectáculo infantil se debe tener especial cuidado en los contenidos y hacer un ejercicio muy concienzudo sobre los elementos que fortalecen o apoyan el desarrollo integral de los niños, tomando en consideración su permanente necesidad de descubrimiento. Los niños son por naturaleza observadores, exploradores y por supuesto sujetos activos, con lo cual aprenden a imitar o reproducir lo que les llega de su entorno.

Cana y Candela Pura presenta Mi abuela flamenca, obra de Lourdes Lecona, en el Lunario del Auditorio Nacional, abril 2017 En este espectáculo se vierten muchas de mis inquietudes por el entorno y futuro de los niños de hoy. Me preocupa ver cómo se ha ido desdibujando la oferta cultural para la población infantil de calidad, a lo que se suman algunos contenidos mediáticos y televisivos no aptos, pero de manera especial me preocupa la falta de acompañamiento y comunicación de los padres con sus hijos.

No podemos cruzarnos de brazos, como padres, abuelos, artistas, maestros y como sociedad debemos apostar a esa niñez, que es futuro. Por ello, el mensaje es claro, abrir puertitas a los niños y niñas para construir futuro y defender sus sonrisas, evitar que se pierdan entre lo cotidiano y un futuro incierto y por supuesto invitarlos a que canten, bailen y se diviertan junto con la familia”.

Además, sostiene que en Mi abuela flamenca, “el guión y temática tuvo que ser diseñado desde la perspectiva y experiencia pedagógica, para cuidar contenido-tiempo-forma y fondo y evitar caer en el divertimento facilón de pelotas y serpentinas. La apuesta es que a través de un recorrido lúdico, humorístico y juguetón, logremos sensibilizar y acercar a los niños al gozo de las artes, ponderando a la danza, la música y la magia del teatro, en base dos ejes fundamentales que son la educación y el arte”.

Cana y Candela Pura presenta Mi abuela flamenca, obra de Lourdes Lecona, en el Lunario del Auditorio Nacional, abril 2017 La segunda pregunta, ¿Eres una Abuela muy Feliz…? se refiere a ese dicho tan popular entre las personas que llegan a experimentar ese placer que a muchos nos ha otorgado la vida: “Ser abuelos es el postre de la vida”. Así, Lourdes como abuela orgullosa nos contestó basada en su experiencia personal…

El estreno de una obra es un proceso impregnado de vivencias que se suman a las herramientas técnicas en el ámbito de la creación artística. Se convierten en insumo valioso, porque cada movimiento, nota musical o gesto, resignificán el mundo de lo simbólico, ese territorio interior en donde habitan nuestras historias, percepciones y contextos, y nos permiten explorar nuevas formas para transformar realidades con una energía tal vez utópica pero genuina.

En este sentido creo que cada una de mis obras han respondido a la forma de cuestionarme el mundo en diferentes momentos de mi vida. Ahora mi momento es otro, llegue a la edad de ser abuela, y a ver de manera sensible el hoy y el futuro de los niños. Inicié la idea y desarrollé mi guión hace dos años, cuando no imaginaba que sería abuela, pero envié mi proyecto a las instituciones para promover la obra y fue grato iniciar el año con la confirmación de funciones y el nacimiento de mi primer nieto. Este suceso por supuesto que fue increíble porque algunas cosas imaginadas para la obra se convirtieron en latido.

Cana y Candela Pura presenta Mi abuela flamenca, obra de Lourdes Lecona, en el Lunario del Auditorio Nacional, abril 2017 La celebración a los niños en el Lunario del Auditorio Nacional –enmarcada por el festejo en el Día Internacional de la Danza– con la presentación de Caña y Candela Pura y su ingeniosa Mi abuela flamenca, representa para Lourdes Lecona, además de un divertimento: “transmitir tres elementos, el primero es la familia, mucha cercanía y transmisión de valores, el segundo la escuela y su relación transversal con las artes.

Para ella, como coreógrafa y sobre todo como pedagoga, el sentido de crear un espectáculo para los pequeños es “interiorizar y adentrarme en su alma y desarrollar su creatividad. Así, que en esta intervención escénica para los niños, al igual que para mi nieto, el objetivo es abrir horizontes, acercarlos al gozo de la danza y la música, a la magia del teatro. Nosotros como transmisores del arte buscamos desde nuestra sonrisa, que los niños y niñas del planeta defiendan la suya. Creo que esto es lo que nos debe mover a todos: defender las sonrisas de nuestros niños. Ese es el mensaje de Mi abuela flamenca…” Fotos: Ana Rosa Fernández.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Directorio

Un listado de enlaces a centros culturales, música, teatro, danza, infantiles, festivales y medios y más.

“Recuperar nuestras tradiciones es una forma de afianzar la identidad. El orgullo por lo mexicano nos da fuerza como nación, sin que implique falsos patrioterismos. ¡Viva la diversidad!, podemos ser ciudadanos del mundo desde lo mexicano…”, Arturo Beristain.