Escenarios

Hoy se murió mi tortuga… el amor es incondicional, hasta que cambia la condición

Por: Interescena informa — 1 de febrero, 2018

Hoy se murio mi tortuga, obra de Valeria Fabbri, se presenta Teatro Benito Juarez, febrero 2018 Valeria Fabbri lleva a escena Hoy se murió mi tortuga, una propuesta que cuestiona a través del humor la perspectiva que tienen los jóvenes sobre los afectos y el compromiso ante un mundo donde el desafío es entender por qué el amor no es como lo pintan.

Una historia de amor y reflexiones que muestra al espectador la fragilidad de las relaciones amorosas, un texto ingenioso, ágil, divertido y, a la vez profundo escrito y dirigido por Valeria Fabbri, que en su contexto descubre a dos jóvenes que se prometen amor hasta que se muera su tortuga, con la idea de que las tortugas llegan a vivir más de 50 años…

Así, a través de esta promesa romántica, se cuestionan los ideales amorosos a los que desde siempre hemos estado acostumbrados, y hoy más que nunca, nos ofrece el sueño dorado y sin embargo es la realidad de una sociedad costumbrista y consumista que como promesa de felicidad ofrece el sueño del amor, un artilugio que desde siempre ha sido el más efectivo para encumbrar los valores de la pareja y de la familia feliz.

Hoy se murio mi tortuga, obra de Valeria Fabbri, se presenta Teatro Benito Juarez, febrero 2018 En esta alegoría de la tortuga, el espectador descubre la vulnerabilidad de los sentimientos como el pan nuestro de cada día, por qué es muy fácil decir “estoy enamorado”, empero en el fondo de nuestro “corazón” sin tener ganas de comprometeme, ya que la responsabilidad no quiere ser cómplice de los sentimientos y, esa tan añeja historia llena de romanticismo que supuestamente acaba en “final feliz”, ante todo necesita inteligencia para querer compartir, ceder y aceptar…

Y en el tercer milenio es el tema más cuestionado y, en Hoy se murió mi tortuga, es una reflexión cargada de humor que examina la educación sentimental, el por qué el amor es tan subyugante, el por qué “sin ton ni son” de inmediato conquista, sin pensar en madurez, ni entregas. Es un alegoría que analiza esa gran bendición que a lo mejor nos heredó la Divina Gracia, por que nos viene de vida, sin saber desde cuando existió, como empezó, cómo se vivía, se sentía y se sufría, pero como dice Valeria Fabbri, “aunque los valores hayan cambiado, consideramos que las conductas siguen siendo las mismas

Hoy se murio mi tortuga, obra de Valeria Fabbri, se presenta Teatro Benito Juarez, febrero 2018 Hoy se murió mi tortuga, se presenta de jueves a domingo hasta el 18 de febrero en el Teatro Benito Juárez, una propuesta en escena para los chavos que se sostiene en el trabajo actoral de Yoshira Escárrega, Omar Sorroza, Hugo Buendía, Daniel Ortiz y Michel Abascal, cuatro jóvenes talentos que brindan toda la energía para abrir un canal de comunicación con los espectadores, quienes a través de los personajes a lo mejor se pregunten sobre aquello que representa el juego del amor, esa palabra tan trillada que desde pequeños nos enseñaron a encontrar para ser completamente felices…

“Creo que somos muy aprensivos en cuanto a lo que pensamos sobre cómo debe ser el amor, caemos fácilmente en lugares comunes como pensar que una señal del éxito de toda relación es por ejemplo vivir juntos. Para mí el amor debe vivirse de forma entregada e incondicional hasta donde llegue la voluntad”, Valeria Fabbri.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Directorio

Un listado de enlaces a centros culturales, música, teatro, danza, infantiles, festivales y medios y más.

“El teatro no va a desaparecer. Porque el teatro es un sitio. Me gustaría llamarlo un refugio. Donde las personas se congregan e inmediatamente forman comunidades”, Simon McBurney, actor, escritor, director de escena y cofundador del “Théâtre de Complicité”